vino blanco

El vino blanco es una variedad de vino que puede variar la tonalidad, dependiendo del proceso de elaboración, de amarillo pajizo, amarillo verdoso o amarillo oro.La uva que se utiliza para la producción de vino blanco es de color blanco o negro con la finalidad de mantener un color amarillo trasparente en el producto final.

Las uvas blancas que producen vinos blancos son de color verde o amarillo, es una variedad muy extendida con lo cual es producido en muchos lugares del planeta. Las uvas negras son utilizadas para producir vinos blancos y champán.

De toda la variedad de vino blanco que existe la más común es el vino blanco seco, el aroma y la acidez dependen de la fermentación completa del mosto. En los vinos dulces la fermentación se interrumpe antes de que todos los azucares de la uva se conviertan en alcohol. Los vinos espumosos, la mayoría vinos blancos, son aquellos en los que el dióxido de carbono de la fermentación se mantiene disuelto en el vino y se convierte en gas cuando se abre la botella.

El proceso de elaboración de los vinos blancos pasa por la recepción de la uva recogida en la bodega donde es trasladada a las jaulas para un proceso de separación de mostos. El jugo que resulta de esta primera fase pasa a la siguiente de escurrido y prensado, donde es sometido a presiones de intensidad creciente. Como consecuencia de estas presiones surgen tres tipos de mostos diferentes: mostos primeras, mostos segunda y mostos tercera. Cada una de las cualidades obtenidas fermentará posteriormente de forma separada y dará lugar a distintos tipos de vinos.

El mosto limpio se fermenta a una temperatura que oscila entre los 18 y los 22º, el objetivo es conservar los aromas propios del vino y obtener la mayor calidad posible. Tras la fermentación el vino es sometido a dos o tres trasiegos para eliminar los restos sólidos ésta. Después se procede a la filtración del vino que consiste en hacer pasar el vino a través de otras sustancias que retienen las partículas que todavía contenga.

Finalmente los vinos se seleccionan y se separan por calidades para que se destine cada uno a un tipo correspondiente según el vino deseado a elaborar, mediante las mezclas oportunas.

Los amantes del vino blanco disfrutan de los matices de esta bebida. Un sabor en boca a veces seco, otras con un punto de acidez o ligeramente afrutado.

Mostrando 1–12 de 24 resultados