Vermut

EL Vermut es un vino macerado en hierbas, se sirve durante los aperitivos y está compuesto de vino blanco, ajenjo y otras sustancias amargas. Son vinos típicamente europeos con un aroma característico que le aporta una elegancia especial para un cóctel o aperitivo. Se pueden encontrar dos tipos, rojo y blanco. El Vermut rojo es dulce y el Vermut blanco es seco y con un mayor grado alcohólico.

El Vermut rojo está compuesto por más de 40 extractos de hierbas, raíces, flores, especias y frutas. Todas las esencias se mezclan con un poco de alcohol en el tamburo, un recipiente que da dos vueltas al día durante dos semanas. Tras este proceso se añade el vino y el azúcar y se deja reposar.

Sin duda es una bebida única, ya que su complicado proceso de elaboración y las complicadas mezclas de hierbas confieren un peculiar sabor muy agradable y algo goloso. Las hierbas usadas en los vermuts incluyen todas las grandes favoritas que se hallan en los bitters y en los licores: manzanilla en el vermut seco, genciana en el rojo, vainilla en el dulce y, en todos, ruibarbo chino, raíz de lirio, quinina, piel de cedro y por lo menos 150 hierbas más.

Normalmente el Vermut se toma solo pero también se puede acompañar de soda o de hielo picado. Es una bebida que hay que servirla muy fría. Si bien muchos toman el Vermut para abrir el apetito, hay quienes lo prefieren después como digestivo.

Son vinos típicamente europeos con un aroma genuino, con carácter refinado.

Mostrando el único resultado