Vinos con D.O. Ribera del Duero

Ribera del Duero es una denominación de origen a la que se acogen viñedos de Castilla y León, dentro de una franja de la cuenca del río Duero, situada en la confluencia de las provincias de Soria, Burgos Segovia y Valladolid. La denominación de origen surge tras la iniciativa de viticultores y bodegueros preocupados por impulsar los viñedos y la calidad de los caldos de la Ribera del Duero. En 1982 el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación le otorgó a la Ribera del Duero la denominación de origen y le aprobó su primer Reglamento.

Desde entonces, con la puesta en marcha de nuevas prácticas de cultivo y la introducción de nuevas tecnologías y los rigurosos procesos de control para la elaboración de los vinos, han hecho de la Ribera del Duero un sinónimo de calidad.

Las especiales condiciones climatológicas desempeñan un papel fundamental en el desarrollo y maduración de la uva. Los inviernos son largos y rigurosos mientras que los veranos son secos. El frío intenso retrasa el brote de la vid y los bruscos cambios de temperatura entre el día y la noche provocan un perfecto equilibrio del fruto en su maduración. En otoño se recoge una uva de magnífica calidad.

Los vinos son fundamentalmente tintos aunque también existen rosados. La variedad de uva más característica es la Tinta del País, más conocida como Tempranillo, la cual constituye más del 90% de la producción. El Consejo Regulador exige un 75% de esta variedad en la elaboración de los vinos para poder acogerse a esta denominación de origen. Otras variedades permitidas son Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec, Garnacha Tinta y Albillo.

Desde un Joven hasta un Gran Reserva, entre más de 1200 marcas que llevan el sello de la denominación de origen Ribera del Duero. Existe un vino de gran calidad para cada persona y cada ocasión.

Mostrando 1–12 de 42 resultados