Vinos de Dehesa de los Canónigos

Dehesa de los canónigos es una de las grandes fincas de Ribera del Duero. La bodega tiene una vinculación histórica con el Clero ya que el primer propietario de ésta fue el Cabildo de la Catedral de Valladolid, compuesto por 22 canónigos, de ahí su nombre.

La bodega se construyó en 1988 por Luis Sanz Busto en Pesquera del Duero, Valladolid, y al año siguiente salió su primera añada al mercado. Cuenta con 60 hectáreas de viñedo, entre sus viñas rigurosamente cuidadas, se encuentran las variedades Tinto Fino, Cabernet Sauvignon, Merlot y Albillo.

La bodega está formada por un conjunto de edificaciones en forma de U. Las naves cuentan con casi 200 años antigüedad y aunque han sido restauradas añadiendo las últimas tecnologías, suponen un gran aislante para mantener la temperatura adecuada en la elaboración y crianza de vinos bajo la Denominación de Origen Ribera del Duero.

La personalidad de Dehesa de los Canónigos nace del amor por la tierra y las uvas y del cuidado minucioso de la calidad de sus vinos, lo que les otorga un carácter señorial con figura propia exteriorizando la majestuosidad de sus variedades.

Tienen especial cuidado en la calidad de sus uvas, respetando al máximo su potencial primario y es a partir de aquí cuando se decide el proceso de elaboración que junto a un controlado afinamiento en barrica nos permita percibir en sus vinos un gran potencial de aromas y sabores.

Desde su fundación, el prestigio de la bodega no ha hecho más que aumentar, hasta el punto de ser una de las firmas de Ribera del Duero mejor consideradas dentro y fuera de nuestras fronteras.

Una marca distingue la producción de vino: Dehesa de los Canónigos

Mostrando todos los resultados 5